Etiquetas

,

Ontromus portada

Título: Otromus
Autor: Celia Corral Vázquez
Año: 2014

Sinopsis

«Como un depredador paciente, un detonador inestable, un monstruo que permanece en mansedumbre hasta que el hambre desata sus instintos más salvajes.
La verdad, horrible si me detenía dos segundos a pensar en ella, era que realmente estaba sentada junto a un monstruo oculto bajo una piel humana.»
Desde los últimos años de su niñez, Estela vive sus días junto a la inamovible presencia de un monstruo. Bajo la apariencia de una mujer corriente, Ontromus mantiene oculta su existencia con la ayuda de la joven, la cual halla en ella el apoyo y consuelo del que carece en otros ámbitos de su vida. Pero, por encima de esta mutua necesidad, existe algo que las mantiene unidas; un lazo fuerte y oscuro que va más allá del simple afecto. Estela conoce la cara aterradora de Ontromus, la faceta que hace de ella el monstruo que dice ser. Y en su interior comprende que, vaya donde vaya, jamás podrá escapar de los ojos acechadores de la bestia. ¿Acaso podría zafarse de ese juego macabro en el que Ella conoce todas las cartas y cortar los hilos que la mantienen danzando a merced de sus manos?

Opinión personal

Lo primero que llama la atención cuando te pones a leer “Ontromus” es lo bien escrita que está. El buen uso que la autora hace del lenguaje es patente desde la primera página. Y cuando uno lee que Celia tiene 23 años no puede más que sentir envidia por ser capaz de escribir así a esa edad (en la que un servidor empezaba a escribir con una calidad más que dudosa).  Sólo pondría un pero a su estilo de escritura y es que en algún párrafo se abusa de la adjetivación, pero para nada es algo que haga la lectura farragosa.

“Ontromus”, publicada recientemente por Triskel Ediciones, nos cuenta la historia de Estela y su “compañero” Ontromus, una monstruo con forma de mujer. Estela conoce a Ontromus tras la pérdida de su madre y desde entonces la acompañará a lo largo de su vida, en una dicotomía trágica que planteará al lector múltiples preguntas y, sobre todo, sentimientos enfrentados hacia Estela.

Estela no sólo se enfrentará a sus propios fantasmas y al ansia animal de Ontromus, sino que tendrá que lidiar con el descenso a los infiernos de un padre incapaz de superar la muerte de su esposa.

No puedo contar mucho más sin desvelar nada así que os emplazo a que la leáis porque no os arrepentiréis.

El placer de vagar en mi propio silencio, en el cambiante oleaje de mis cavilaciones, y de poder desnudarme de miradas ajenas hacían de cualquier compañía una molestia.

Para terminar os comento que si alguien no quiere leer el libro, puede ver el corto rodado por Guillermo Suero aquí.

Podéis conseguir el libro en amazon o en la web de Triskel.

Conclusión

Libro muy recomendable, y más si sois amantes del terror psicológico bien escrito.

Anuncios