Etiquetas

, ,

a

Director: Luc Besson
Guión: Luc Besson
Actores: Scarlett Johansson, Morgan Freeman, Min-sik Choi.
Año:2014

Sinópsis

Lucy es obligada a ejercer de mula de drogas y adquiere poderes sobrenaturales cuando la bolsa se rompe y los narcóticos entran en contacto con su cuerpo. Entonces, se convierte en una máquina de matar, adquiere una memoria prodigiosa y la velocidad del rayo

Opinión personal

Lo reconozco, antes de verla ya sabía que no me iba a aportar mucho, pero al menos esperaba algo de entretenimiento. Lucy es una de es películas que veo mientras hago ejercicio: elíptica, bicicleta estática y demás aparatos en los que no se requiere una especial concentración en lo que estás viendo. Una película en la que da igual que te pierdas media hora de sus ya exíguos 85 minutos de metraje porque sabes perfectamente qué va a pasar.

[OJO, SPOILERS]

El problema es que a pesar de ser una película previsible y puramente palomitera, me escama que ni siquiera se hayan currado un poco el guión. Hay tres cosas que me chocan sobremanera:

1.- Cuando le clava al jefe coreano los cuchillos en las manos para enterarse de a dónde han ido el resto de paquetes, ¿por qué lo deja vivo? Quiero decir, la tipa se ha ido cargando a diestro y siniestro a todo el mundo (hasta a un pobre paciente en mitad de una operación) y cuando llega al jefe final lo deja vivo. Absurdo. Para hacer eso, mejor retrasa el momento del encuentro final y que la tipa obtenga la información por otros medios.

2.- Hay un momento, antes de la escena final, en la que todos los coreanos salen de sus coches y se arman hasta los dientes… ENFRENTE DE LA POLICÍA. Vamos, no me jodas. Están los policías franceses a 100 metros, viendo cómo bajan en procesión tropecientos coreanos cargados de armas ¿y no hacen nada? Se supone que los policías no se enteran, pero coño, no hagas un plano en el que se ve que unos están a 100 metros de los otros… Lo dicho, absurdo.

3.- Y como cúlmen, en esa misma escena final… está el momento en el que Lucy quiere llegar al 100% de capacidad cerebral (que ya de por sí es una absurdez, como bien explican aquí y aquí). O sea, que unas horas antes, con el cerebro al 40% la tía se carga a un montón de tipos armados y luego, con el cerebro al 60 o 70%, ¿no es capaz de hacer lo mismo? No, ahora necesita llegar al 100% y terminar todo con un final absurdo y que parece que lo hayan pensado en 2 minutos.

En cuanto a los actores poco que decir. Morgan Freeman y Scarlett Johansson son fácilmente sustituíbles por un par de plantas. El capitán Del Río (Amr Waked) es un mero monigote que han puesto ahí para crear una especie de historia de ¿amor? (el beso con frasecita: “tienes que recordar” es un momento estúpido a más no poder) que no lleva a ningún sitio. Con semejante personaje Waked poco puede hacer. Y el resto ni están ni se les espera.

Conclusión

Un truño de considerables proporciones. Argumento sin sentido, malas interpretaciones y poco de dónde rascar.

Nota: 3/10 por lo corta que es.

Anuncios